EPN critica bullying a instituciones de seguridad

Fuente: El Universal




México vive una “masacre de proporciones bélicas”: María Elena Morera;
admite Peña que no hay las condiciones de seguridad que desean los mexicanos

Francisco Reséndiz y Manuel Espino

El presidente Enrique Peña Nieto criticó que mientras se espera que las
instituciones del Estado mexicano resuelvan el problema de inseguridad
se escuchen más las voces que vienen de la sociedad civil que condenan,
critican y hacen bullying al trabajo de los cuerpos de seguridad del país.

“Lamentablemente, a veces se escuchan más las voces que vienen de la
propia sociedad civil que condenan, crítican y hacen bullying sobre el
trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano”, dijo.

No obstante, el Presidente aceptó que aún no se ha llegado a las
condiciones de seguridad a las que aspiran los mexicanos.

Advirtió que si la sociedad no se ocupa en motivar el buen desarrollo de
sus corporaciones policiacas y de los ámbitos de procuración de justicia
difícilmente se llegará al objetivo de tener un México en paz y con la
tranquilidad que se desea.

Acompañado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong,
en un acto al que también acudieron la embajadora de Estados Unidos en
México, Roberta Jacobson, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de México,
Miguel Ángel Mancera, el presidente Peña Nieto consideró que la sociedad
está empujando a las corporaciones policiacas y a las propias Fuerzas
Armadas a que la inacción sea la mejor forma de actuar, y no les
reconoce cuando hay acciones positivas.

“Entramos en un problema todavía más grave y crítico: queremos actuación
responsable y eficaz de las instituciones a las que todos los días, o
casi todos los días, pretendemos desmoronar, descalificar, especialmente
a los integrantes de las corporaciones policiacas”, señaló al clausurar
el VI Foro Nacional Sumemos Causas por la Seguridad.

Dijo que pocas veces se escucha cuando hay algo digno que reconocer en
la tarea de las fuerzas de seguridad pública, y nadie sale a hablar por
ellas. “Nadie sale a defenderlas, nadie habla, respalda y apoya la buena
actuación de las policías, las dejamos solas, las abandonamos”.

En el alcázar del Castillo de Chapultepec, el jefe del Ejecutivo lamentó
que cuando un policía hace bien su trabajo a veces resulta criticado y
cuando no lo hace o lo hace mal termina siendo criticado y hasta
enfrentando procesos ante la justicia.

*“Inseguridad, parte de la vida cotidiana”.* Antes, la presidenta de
Causa en Común, María Elena Morera, afirmó que México vive una “masacre
de proporciones bélicas” en materia de homicidios dolosos, pues al final
del sexenio es probable que alcance una tasa de 24 homicidios por cada
100 mil habitantes y no de 12.8 como se proyectó.

“Los asesinatos, las desapariciones, las violaciones a los derechos
humanos, los secuestros, las extorsiones y los robos ya se hicieron
parte de la vida misma de los ciudadanos en México. La violencia que
vivimos ya no es temporal ni regional, es endémica y de alcance
nacional. No se ha logrado contenerla, y mucho menos revertirla.

“Por eso resulta cada vez más intolerable que los responsables políticos
de este desastre, tanto a nivel federal como los gobernadores, sólo
sumen pretextos, primero, culpando a sus antecesores, luego culpándose
entre ellos y, últimamente, culpando al sistema de justicia penal que
sus mismos partidos aprobaron”, acusó.

Dijo que vamos tarde “para reconocer que la violencia que vivimos
constituye una emergencia nacional. Está en riesgo la estabilidad del país”.

El presidente Peña dijo que acudía al foro no a ser crítico, pero sí a
realizar observaciones, pues aceptó que, por el contrario, se está
revirtiendo la tendencia positiva. Aclaró que no acudía a que le
“endulcen” el oído.

Reconoció que si bien en los tres primeros años de su gobierno se redujo
de forma importante la comisión de delitos, la inseguridad ha cobrado
hoy mayores espacios y donde dejó de haberla se presenta de nuevo.

Afirmó que no quieren “militarizar al país”, pero sin duda, estamos muy
lejos todavía de tener corporaciones robustas y sólidas.

La embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, recordó que
bajo la Iniciativa Mérida el gobierno de Estados Unidos trabaja con
México para estandarizar la capacitación de oficiales de policía, en
apego al programa rector de profesionalización.

Ejemplificó la certificación de policías como “una taza de café de
Starbucks: sin importar en qué parte del mundo nos encontremos, podemos
esperar un estándar de calidad igual. Los ciudadanos mexicanos deberían
esperar los mismos estándares y el mismo servicio por parte de sus
oficiales de policía sin importar dónde vivan”, señaló.

El jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera llamó a redoblar esfuerzos,
porque las cifras “nos hablan de incrementos en homicidios”.