Tras recibir la Belisario Domínguez, Julia Carabias pide debatir la ley de seguridad

Fuente: La Jornada




La meta es reconocer la labor de militares, frenar violencia y respetar derechos

Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Jueves 7 de diciembre de 2017, p. 9

Ante el pleno del Senado, luego de recibir la medalla Belisario Domínguez, la doctora Julia Carabias Lillo se pronunció por abrir un debate profundo e incluyente en torno a la ley de seguridad interior.

En presencia del presidente Enrique Peña Nieto, quien asistió como testigo de honor a la sesión solemne en que se entregó el galardón, Carabias consideró de gran importancia ese debate, a fin de fabricar, dijo, una salida que incluya el reconocimiento a la labor de las fuerzas armadas, revertir la espiral de violencia y al mismo tiempo encontrar alternativas en la procuración de justicia civil, para fortalecer la democracia y el respeto a los derechos humanos.

Una ley, insistió, que vaya en concordancia con lo establecido en la Constitución.

Antes, al hablar a nombre del Senado, Zoé Robledo, del Partido del Trabajo-Morena, pronunció un discurso emotivo, en el que destacó que con la Medalla Belisario Domínguez a la doctora Julia Carabias Lillo, el Estado mexicano reconoce toda la ciencia, toda la virtud, toda la eminencia que tienen aquellos que entregan su vida a la defensa del patrimonio natural de México. Acompañada también en la tribuna por los presidentes de la Suprema Corte, del Senado y de la Cámara de Diputados, Luis María Aguilar, Ernesto Cordero y Jorge Carlos Ramírez Marín, la galardonada señaló que los temas ambientales deben ser una política de Estado.

La sexta mujer en recibir la medalla

Un país que no mantiene sus ecosistemas y recursos naturales se empobrece, vulnera su soberanía y no tiene futuro, recalcó Carabias, la sexta mujer en recibir la Medalla Belisario Domínguez.

Tenemos, recalcó, un compromiso con los jóvenes y con las futuras generaciones, debemos modificar el rumbo para detener el deterioro y entregar mejores cuentas, insistió en ese acto a que asistieron el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.

México, siendo un país megadiverso, ubicado entre los cinco mayores de entre mayor diversidad biológica del mundo, tiene la enorme responsabilidad con sus habitantes y con el mundo, para conservar su riqueza natural y a partir de ella, consolidar el futuro.

Carabias resaltó, asimismo, que se necesita consolidar a las áreas naturales protegidas y desactivar las presiones constantes que provienen de agresivos proyectos mineros, de construcción de infraestructura, de desarrollos turísticos e incluso de invasiones.

Agradeció al presidente Enrique Peña Nieto la medidas de apoyo a la selva Lacandona y el compromiso de no construir una presa en el Usumacinta y la declaración de región libre de explotaciones mineras y petroleras. Ahí operan, dijo, empresas comunitarias con proyectos productivos sustentables. Estos programas han generado confianza y esperanza, aunque no falta quien los obstaculiza por intereses ilegítimos.

En su turno, el senador Zoé Robledo destacó la trayectoria de Julia Carabias en la academia, como activista y como funcionaria pública.

Dijo que como académica es un referente sobre un concepto muy citado pero poco comprendido: la sustentabilidad ambiental del desarrollo. Y se refirió a la labor que ha realizado para salvar la selva Lacandona. “Desde el campamento Chajul ha emprendido acciones y programas de protección, conservación y monitoreo de especies en las 360 mil hectáreas que abarcan las reservas de la biósfera de Montes Azules y Lacantún”.

El legislador chiapaneco aprovechó el foro para advertir que se requiere un cambio de régimen en el que todas las partes contribuyen al todo. Empezando por nosotros, es hora de exigir contratos electorales, que se cumpla lo que promete y que se vaya el que no cumpla. Un cambio de régimen en el que se respetan y no se simulan los contrapesos.

Al llegar al recinto de Xicoténcatl, donde se llevó a cabo la ceremonia, la senadora Layda Sansores, del PT-Morena, detuvo al presidente Peña Nieto, a quien dijo que la corrupción crece en el país y le entregó una carta.