Pasa por 10 instancias del CJF la prueba para jueces

Fuente: La Crónica




Caso de la prueba que se filtró. Presentamos un seguimiento al proceso de creación de un examen que decide quién ocupará un puesto de juez. En estas mismas páginas, el Consejo de la Judicatura Federal respondió ayer que hay un ataque malintencionado de exjueces expulsados

POR DANIDEL BLANCAS MADRIGAL

[Segunda Parte ]

Personal de al menos diez instancias del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) tiene acceso, en uno u otro momento del procedimiento, al examen para elegir jueces de distrito.

Crónica revisó todos los acuerdos, reglas y convocatoria publicados con motivo del vigésimo octavo concurso interno de oposición para la designación de juzgadores —anulado hace unos días por el propio CJF debido a la compra y venta de reactivos—. Se documentó la participación de comités, comisiones, jurados, secretarías, institutos y hasta departamentos como los de Computación y Comunicación Social.

Las áreas identificadas por este diario son: la presidencia del Instituto de la Judicatura Federal y “auxiliares administrativos”, el Comité Académico del CJF, el Comité Técnico, la Comisión de Carrera Judicial, la Secretaría Ejecutiva de Carrera Judicial, el Jurado para la prueba oral, Juzgados de Distrito y las direcciones generales de Comunicación Social, Recursos Humanos y Tecnologías de la Información.

“El examen debería de resguardarse con mucho más cuidado y estar en pocas manos. No habría problema si lo manejaran personas honestas, pero a la luz de lo anunciado por el Consejo, no ocurre así”, señala Laurence Pantin, coordinadora del programa de Transparencia en la Justicia de la organización México Evalúa.

“Empezamos con diez áreas: titulares, administrativos, gente de apoyo... Se multiplica el riesgo, cuando el proceso debería ser lo más cerrado posible, denota descontrol… ¿hasta Comunicación Social? En la Universidad grabamos exámenes importantes, para efecto de cualquier revisión, pero no llamamos a Comunicación Social, que sirve para difundir, no para mantener en resguardo o secrecía”, dice Arturo Luis Cossío Zazueta, investigador de la UNAM.

IMPLICADOS. De acuerdo con los documentos analizados por Crónica, como el Acuerdo General del Pleno del Consejo que establece el procedimiento y lineamientos para acceder al cargo de Juez de Distrito mediante concursos internos de oposición —signado el 11 de octubre de 2017—, un Comité Académico del Instituto de la Judicatura “elaborará el temario y auxiliará en la formulación de reactivos y preguntas tema, e igualmente en la selección de los casos prácticos necesarios para la integración de los exámenes” (Artículo 5).

En el artículo 22 se especifica que este Comité será el encargado de “elaborar los reactivos y preguntas que integran el cuestionario”.

En la Convocatoria para el concurso, emitida el 12 de octubre de 2017, también se detalla que el Comité formulará 100 ­reactivos, los cuales “se mantendrán en sigilo, bajo su más estricta responsabilidad” (Apartado Decimoctavo, Inciso 2). ¿Quiénes eran y son los responsables originales de diseñar y resguardar los reactivos?...

El 18 de marzo de 2016 (Diario Oficial de la Federación), el Pleno del CJF acordó la integración de este Comité Académico, conformado por once miembros: el director general del Instituto de la Judicatura, Salvador Mondragón Reyes, “y diez nombrados por el Pleno del Consejo de entre personas con reconocida experiencia profesional y académica”, a propuesta del ministro presidente de la SCJN, Luis María Aguilar Morales…

Se verificó que los sugeridos por el ministro Aguilar fueron: la consejera de la judicatura Elvia Rosa Díaz de León D’Hers; los magistrados de circuito Elisa Macrina Álvarez Castro, ­Héctor Lara González, José Alfonso Montalvo Martínez, Juan José Olvera López —quien también es titular de la Unidad de Implementación de las Reformas Penal, de Juicio de Amparo y Derechos Humanos en el PJF—, Isabel Cristina Porras Odriozola, Carlos Ronzón Sevilla y Alejandro Villagómez Gordillo, así como los jueces de distrito Miguel Bonilla López y Fernando Silva García.

DISCREPANCIA. Las facultades otorgadas por el CJF al nutrido Comité Académico son amplias a la luz de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, la cual establece en su Artículo 16, que los cuestionarios y casos prácticos serán elaborados por un comité de sólo tres personas: un miembro del Consejo, quien lo presidirá, un magistrado o un juez, dependiendo de la categoría en concurso, y un miembro del Comité Académico.

“Los reactivos deben estar perfectamente seguros, de tal forma que nadie sepa cuáles son; hay métodos computacionales para garantizarlo, y me extraña que no se estén empleando con eficacia. En mi época se hacía una base de mil preguntas, pero sólo se aplicaban 200, y se conocían de manera aleatoria hasta el momento del examen”, refiere Alfonso Oñate Laborde, exconsejero fundador del CJF.

—En el Comité encargado de resguardar los reactivos está el director del Instituto, además de 10 magistrados y jueces propuestos por el ministro Aguilar, ¿hasta esos niveles llega la corrupción?—, se le pregunta.

—Quisiera pensar que no, sería muy grave… La única manera de evitar conductas ilícitas es teniendo una base de ­reactivos muy amplia y seleccionando las preguntas por medio de un sistema de cómputo, pero hay que trabajar más.

—A la luz de lo sucedido, ¿considera que hubo desaseo?

—Si se distribuye entre 10 o 20 personas, aumenta la desconfianza; mientras más personas tengan acceso, más complicado será incluso determinar dónde se dio la fuga. Para legitimar estos concursos, deberá encontrarse dónde fue la falla, dónde están las vulnerabilidades del sistema.

DE MESA EN MESA. Un grupo más bajo es el Comité Técnico, formado por un consejero, un juzgador y un integrante del Comité Académico. Según el Artículo 11 del Acuerdo ya referido, este trío tiene la atribución de “seleccionar los reactivos o las preguntas tema que integrarán el cuestionario de la primera etapa, calificar las respuestas y seleccionar el o los casos prácticos”. La selección, aclara el Artículo 5, será de manera aleatoria, mediante el uso de un sistema tecnológico. La tarea también la podrá desarrollar el director del IJF.

El sistema tecnológico-aleatorio, afirma el artículo 22 del Acuerdo, es implementado por la Dirección General de Tecnologías, cuyo titular es Felipe de Jesús Hernández Medina.

“Uno de los integrantes del Comité Técnico o el Director General del Instituto seleccionará cien (100) reactivos”, puntualiza el apartado decimoctavo de la Convocatoria.

Otras de las áreas involucradas son: la Comisión de Carrera Judicial, integrada por los consejeros Rosa Elena González Tirado, Martha María del Carmen Hernández Álvarez y Felipe Borrego Estrada. A la par de “tomar conocimiento del temario”, refiere el artículo 10 del Acuerdo, debe proponer al Pleno la integración del Comité Técnico y del Jurado y sus suplentes, así como solicitar a “órganos jurisdiccionales, asuntos ya concluidos que se consideren de utilidad para aplicar los exámenes de la segunda etapa del concurso”. Requerirá a diversos juzgados, detalla el apartado decimoctavo de la Convocatoria, “copias certificadas de sentencias en todas las materias, con las constancias que las hayan sustentado”.

El Jurado, cuya encomienda es la aplicación de los exámenes orales (Artículo 117 de la Ley Orgánica); está compuesto de un consejero, un juez o magistrado y un integrante del Comité Académico, cada cual con su suplente. Crónica corroboró que se nombró como presidente al consejero Guadalupe Tafoya Hernández.

Las tareas del Jurado, define el artículo 12 del Acuerdo, son “elaborar las tarjetas que contengan los temas y subtemas a desarrollar en el examen oral” y “los formatos de evaluación individual y final”. De acuerdo con la Convocatoria, se recibirá a “cada participante en orden alfabético”, por lo cual es factible la filtración de datos entre prueba y prueba.

El examen oral, ordena el artículo 34 del Acuerdo, será videograbado por personal de la Dirección General de Comunicación Social. El disco original —artículo 40— será remitido al IJF.

En el proceso de exámenes intervienen también la Secretaría Ejecutiva de la Carrera Judicial, a cargo del magistrado José Antonio Montoya García, pues el artículo 41 del Acuerdo la faculta para concentrar todos los expedientes de los aspirantes calificados a la segunda etapa, “con el fin de que se elaboren e integren los factores de evaluación”, y entregárselos al Jurado para su calificación y valoración final. La Secretaría debe solicitar a la Dirección General de Recursos Humanos del Consejo, de la Corte o del Tribunal Electoral, “el expediente personal de cada participante”.

La apertura y, por tanto, la posibilidad de fuga informativa, alcanzaría a los ayudantes de impresión del IJF. Según el Apartado Decimoctavo de la Convocatoria, cuando los concursantes elaboran su proyecto de sentencia de la segunda etapa del examen, deben “guardar el archivo correspondiente en un disco compacto que se les proporcionó e imprimirlo con auxilio de personal del Instituto”…

Personal del Consejo de la Judicatura relacionado con el procesamiento y manejo de exámenes como el que se filtró

1. Comité Académico

Actividades: Elaborar temario, formular reactivos, preguntas tema y casos prácticos, y mantenerlos en sigilo.

Integrantes: El director general del Instituto de la Judicatura: Salvador Mondragón Reyes; la consejera de la judicatura, Elvia Rosa Díaz de León D´Hers; los magistrados de circuito: Elisa Macrina Álvarez Castro, Héctor Lara González, José Alfonso Montalvo Martínez, Juan José Olvera López, Isabel Cristina Porras Odriozola, Carlos Ronzón Sevilla y Alejandro Villagómez Gordillo; y los jueces: Miguel Bonilla López y Fernando Silva García.

2. Comité técnico

Actividades: Seleccionar reactivos, preguntas tema del cuestionario, y casos prácticos.

Integrantes: un consejero, un juzgador y un integrante del Comité Académico.

3. Dirección General del IJF

Actividades: Seleccionar reactivos, preguntas tema del cuestionario, y casos prácticos.

Dirección General del IJF

Titular: Salvador Mondragón Reyes.

Auxiliares del IJF: Imprimir proyectos de sentencia de la segunda etapa del examen.

4. Dirección General de Tecnologías de la Información:

Actividades: Implementar el sistema tecnológico de los cuestionarios.

Titular: Felipe de Jesús Hernández Medina.

5. Comisión de Carrera Judicial

Actividades: Conocer el temario y solicitar casos juzgados para exámenes de la segunda etapa.

Integrantes: Consejeros Rosa Elena González Tirado, Martha María del Carmen Hernández Álvarez y Felipe Borrego Estrada.

6. Diversos Juzgados de Distrito

Actividades: Entregar expedientes para casos prácticos desarrollados por los aspirantes.

7. Jurado

Actividades: Aplicación de exámenes orales y elaboración de tarjetas que contengan temas y subtemas.

Integrantes: Un consejero, un juez o magistrado y un integrante del Comité Académico; presidente: consejero Guadalupe Tafoya Hernández.

8. Dirección General de Comunicación Social

Actividades: Videograbar el examen oral y remitir disco al Instituto.

9. Secretaría Ejecutiva de la Carrera Judicial

Actividades: Concentrar expedientes de aspirantes e integrar factores de evaluación.

Titular: Magistrado José Antonio Montoya García.

10. Dirección General de Recursos Humanos del Consejo, de la Corte o del Tribunal Electoral

Actividades: Enviar expediente personal de cada participante.

¿Qué dice la ley?

La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación establece que los cuestionarios y casos prácticos serán elaborados por un comité sólo de tres personas: un miembro del Consejo, un magistrado o un juez y un miembro del Comité Académico.

En la práctica, en el Comité encargado de resguardar los reactivos está el director del Instituto de la Judicatura Federal, además de diez magistrados y jueces propuestos por el ministro presidente de la SCJN, en total 11 personas.

La prueba

50 plazas estaban disponibles en el concurso anulado

Las 120 calificaciones más altas en el cuestionario, que no pueden ser menores a 85 puntos, era el criterio para acceder a la segunda etapa del examen

100 en formato de opción múltiple, o por lo menos 20 preguntas tema, era el número de reactivos en el cuestionario