Admite chofer de Barreiro ante MP que simuló compra de la nave de Anaya

Fuente: La Razón




Se determinó entregar el inmueble a la autoridad como parte de un acuerdo reparatorio; Luis Alberto López admite que fue prestanombres del empresario

Por Eunice O. Albarrán

Luis Alberto López López, chofer de Manuel Barreiro -investigado por lavado de dinero- confesó que fue instruido y engañado para firmar los documentos para la operación comercial de la nave industrial que vendió en 54 millones de pesos el candidato a la Presidencia de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya; la cual ya fue devuelta como parte de un acuerdo reparatorio.

López López es quien aparece como representante legal de Manhattan Master Plan Development, misma que está señalada por el SAT como “empresa fantasma” y es la que se encargó de lavar esos 54 millones de pesos por cinco países del mundo para pagarle a la compañía Juni Serra, propiedad del panista.

Incluso, en los documentos que Ricardo Anaya subió a su página de la campaña presidencial está la escritura pública 61175, en la que López López firma y se acredita como “comprador” y Donino Ángel Martínez Diez, suegro del candidato del Frente, aparece como “vendedor”.

La confesión de Luis Alberto se dio ayer mediante una declaración ministerial ante la sala de audiencias del Centro de Justicia Penal Federal de Querétaro, luego de ser requerido por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Tras la audiencia, el abogado Patricio Kegel detalló que su cliente “sí accedió a firmar ciertos documentos, lo fue como un favor personal para su jefe, quien le instruyó, le dijo: ‘oye necesito que pues me firmes unos documentos’; él accedió a ser su prestanombres”.

Mencionó que además que su cliente “en ningún momento” pagó o pudo haber adquirido la empresa Manhattan, tal y como lo manifestaron hace dos meses los otros dos testigos que participaron en el entramado del lavado de dinero para beneficiar a Anaya y a Barreiro, quien actualmente se encuentra prófugo en Canadá.

El litigante agregó que nunca celebró una compra-venta ni con Donino Martínez Diez ni con la empresa denominada Juni Serra, ya que su cliente únicamente firmaba los documentos sin saber qué contenía.

“Mi cliente nunca tuvo un beneficio económico al respecto, únicamente fue un favor instruido por su jefe y jamás obtuvo un beneficio por lo que hace a esto”, señaló Kegel Jacob a su salida del Centro de Justicia Penal Federal del Estado de Querétaro, donde estuvo acompañado de López López.

Detalló que su cliente hizo este favor porque lleva varios años trabajando con Barreiro y le tiene cierta estima, además “de que por ser una persona conocida en Querétaro y reconocida como empresario, consideró que no habría ningún problema; sin embargo, pues de la investigación que se apertura nada tiene que ver con mi cliente en realidad, porque únicamente él fue un medio para poder llegar a todo esto”.

  • El Dato: Falsifican documentos en los que el chofer cede sus acciones en la empresa de Barreiro.

Ante los medios de comunicación, el abogado Kegel dijo que en la audiencia también estaba requerido Manuel Barreiro y otros testigos, pero no llegaron. “Efectivamente estaba solicitado para efecto de comparecencia; sin embargo, no se presentó ninguno de los testigos, nosotros acudimos el día de ayer ante la Fiscalía”.

Cuestionado sobre el acuerdo reparatorio con las autoridades, el litigante explicó que luego de ver la carpeta de investigación que consta de 17 tomos, se tomó la decisión de entregar a la Fiscalía la nave industrial con lote número 82 perteneciente al régimen de propiedad en condominio, denominado Parque Tecnológico Innovación Querétaro.

MI cliente sí accedió a firmar ciertos documentos como un favor personal para su jefe; él accedió a ser su prestanombres”

Patricio Kegel

Abogado de Luis Alberto López

“Esta bodega fue puesta a disposición del Ministerio Público quien actualmente ya la tiene”, precisó.

También se acreditó que se falsificaron copias certificadas en las que se establece que el chofer de Barreiro, (López López) le cede todas las acciones de Manhattan Master Plan al arquitecto Juan Carlos Reyes; ello, presuntamente para eliminar toda conexión con Barreiro.

Fue el 21 de febrero pasado cuando Ricardo Anaya insistió en el noticiero Despierta de Carlos Loret que él sólo había hecho tratos con Juan Carlos Reyes y que a Manuel Barreiro sólo lo había visto “unas cuantas veces”.

“Ahí está la escritura pública; yo le vendí a una empresa cuyo socio principal es el arquitecto Reyes, si este señor hizo estas cosas que dijo un abogado en rueda de prensa, yo no lo sé; yo le vendo a una empresa cuyo socio principal es el arquitecto Reyes.

“A nosotros nos informan del parque industrial que alguien quiere comprar, pregunto quién y me dicen que se trata de una empresa cuyo socio es el arquitecto Reyes; hacemos avalúos, seguimos el procedimiento, el pago es a través de transferencia bancaria y pago mis impuestos”, dijo en ese momento Ricardo Anaya.