Récord de secuestros en México: van 6.5 mil

Fuente: El Universal




Actuación “parasitaria” de policía local, señalan; se ha avanzado con
coordinación, aseguran

Manuel Espino, Astrid Rivera y Pedro Villa y Caña

Las carpetas de investigación por secuestro del fuero común iniciadas
en cincos años y dos meses de la administración de Enrique Peña Nieto,
superaron en 22% a las registradas durante el mismo periodo (De 2007 a
febrero de 2012) del panista Felipe Calderón Hinojosa.

Todo apunta a que antes de que concluya este sexenio se establecerá un
récord en el número de plagios reportados por las 32 procuradurías y
fiscalías del país, al contabilizar 6 mil 582 casos, frente a los 6 mil
584 de los seis años anteriores, una diferencia de sólo dos secuestros.

Estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de
Seguridad Pública (SESNSP), señalan que a pesar de reducir el número de
carpetas en los primeros cinco años y dos meses de la presente
administración al sumarlos se abrieron 6 mil 582 expedientes por este
delito, mientras que en el mismo periodo del gobierno anterior se
iniciaron 5 mil 386, una diferencia de mil 196 investigaciones, que
incluyen una o más víctimas.

Los estados con mayor incidencia en lo que va del sexenio fueron
Tamaulipas, con mil cuatro expedientes; Estado de México, 962; Veracruz,
676; Guerrero, 549; Tabasco, 449; Morelos, 382; Michoacán, 367; Ciudad
de México, 265; Oaxaca, 194; Nuevo León.

El 2013 fue el año con más privaciones ilegales de la libertad
reportadas con mil 688 carpetas de investigación. Le sigue 2014, con
mil 396; 2017, mil 149; 2016, mil 131 y 2015, con mil 69. Hasta julio
del año pasado, el gobierno federal había destinado 2 mil 268 millones
de pesos para disminuir este delito en el país, siendo la región
centro, integrada por la Ciudad de México, Estado de México, Puebla,
Tlaxcala, Querétaro e Hidalgo, la más beneficiada con 681 millones de pesos.

“Desde la federación se ha venido asignando todos estos años un suma de
acuerdo a las necesidades de cada estado. El total nacional de recursos
que se han asignado ha sido de 2 mil 268 millones de pesos, que se
distribuyeron a las cinco regiones en las que se dividió el país”, dijo
hace unos meses la titular de la Coordinación Nacional Antisecuestro
(Conase), Patricia Bugarín Gutiérrez .

Señaló que hay un desequilibrio en los recursos que destinan la
federación y los gobiernos estatales para atender este delito, que
afecta principalmente a las entidades del noreste y sureste del país.
Reveló que han detectado que en muchos casos donde se piden recursos,
pasan los meses y no es utilizado por las autoridades estatales, lo que
consideró grave que haya subejercicio en este tema.

Ha funcionado la coordinación. Sandra Aguirre, directora de la
coordinación de Ministerios Públicos de la Unidad Especializada del
Combate al Secuestro, resaltó que el trabajo entre las unidades
antisecuestro en los estados ha logrado la reducción de este delito. “En
Michoacán se ha reducido 70%, es uno de los mayores logros que
presumimos en la entidad. Hemos salido de los primeros lugares como
estado que tenía el índice más alto”.

En general, la coordinación entre las unidades estatales ha sido buena,
aunque precisó que hay aspectos en éstas que se pueden mejorar, como
aumentar la plantilla de trabajadores, así como incrementar la
capacitación del personal.

Comentó que en las estrategias que se implementan para erradicar este
ilícito existe una constante comunicación para identificar las
necesidades de las unidades estatales, se les proporciona equipo como
grabadoras para realizar las negociaciones y se envía al personal a
cursos de capacitación en México y a otros países.

Para el investigador de la*Facultad de Derecho de la Universidad
Panamericana*, Rodrigo Soto, la estrategia antisecuestro del gobierno
federal y de los estados falló, por lo que consideró que quien gane la
elección presidencial debe replantear el combate de los delitos que
afectan a la sociedad.

Aseguró que las autoridades locales siguen “teniendo una dependencia
parasitaria” de las instituciones de seguridad federales para atender
los problemas de violencia. “Esto no puede seguir, la atención a la
seguridad pública depende mucho de la policía local y el estar pidiendo
que sea la autoridad federal la que tenga mayor incidencia en términos
de seguridad local, es un error estratégico”.

Según Pablo Carstens Madero, especialista en el tema de secuestro, gran
parte del problema en el tema de los secuestros en los últimos cinco
años, es que no hay confianza en las policías estatales, debido a que
algunos de los elementos que la integran están coludidos con los propios
secuestradores.

“Para que pueda actuar una policía estatal se tiene que tener confianza,
y en los estados hay poca, además de que no se cuentan con cuerpos que
estén debidamente especializados para atender este delito. Hay policías
en algunos estados que han hecho un buen trabajo, pero también hay que
reconocer que algunas corporaciones estatales no han hecho nada o
incluso, algunos policías están implicadas con los delincuentes”.

Entre algunas medidas que se podrían implementar para reducir el delito,
está invertir en capacitación para la prevención, investigación y
seguimiento, porque “el gran problema del secuestro no termina cuando la
víctima es rescatada, sino que se debe de dar continuidad en el tema. En
esto tiene gran relevancia las áreas de inteligencia y criminalística,
que necesitan contar con todos las herramientas necesarias para actuar”.

El coordinador del programa de Seguridad Nacional de la Universidad
Iberoamericana, Erubiel Tirado, refirió que el próximo gobierno deberá
revisar el Sistema Nacional de Seguridad Pública, con el objetivo de
plantear un nuevo esquema de combate a los delitos que más lastiman a la
sociedad mexicana.

El director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas
Rodríguez, lamentó que “el secuestro se ha convertido en un problema
sustancial” al pasar de 10 entidades a 28 con aumentos sustanciales.