AMLO prevé aumento de 'guerra sucia' por debate presidencial

Fuente: Milenio




El candidato de la coalición 'Juntos haremos historia' aseguró que sus
contrincantes comenzarán una campaña negra en su contra porque "creen
que con eso ya nos van a bajar".

José Antonio Belmont / Jannet López

Andrés Manuel López Obrador aseguró que a partir de este lunes se
intensificará la guerra sucia en su contra, previo al primer debate
presidencial que se realizará el domingo 22 de enero.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia
rechazó que esa estrategia vaya a funcionar para "bajarlo", pues
aseguró que es inútil y nada más se van a seguir exhibiendo.

"Los conozco muy bien, los conozco aunque se disfracen. Esta semana, a
partir de mañana van a intensificar la guerra sucia porque están
apostando, como el domingo próximo viene el debate, *van a empezar toda
la campaña negra* empezando la semana porque creen que con eso ya nos
van a bajar", dijo durante un mitin en Tecate, Baja California.

"Cuántas cosas quisiera yo decir y tengo que estar autolimitando, si
digo algo aquí en Tecate, por eso no hablo de corrido, digo una cosa y
se vuelve noticia nacional y están repite y repite, y dale y dale, que
respiren profundo", exclamó ante sus simpatizantes.

El tabasqueño dijo que después de que pase el debate, "yo calculo 15
días", sus opositores "se van a dar cuenta que no hay nada qué hacer" y
se van a ir preparando psicológicamente para reconocer su derrota.

"Cuando se den cuenta que *no van a poder con la Presidencia*, van a
querer apostar a ganar la Cámara, que no tengamos mayoría, porque van a
querer ahí tenernos apergollados, *me van a atrincherar los de la mafia
del poder *en el Congreso", afirmó.

Por la tarde, durante un mitin en Ensenada, el abanderado presidencial
de Morena, PT y PES* prometió que de llegar a la Presidencia construirá
un hospital en San Quintín*, a fin de garantizar los servicios de salud
dignos de esa región.

Destacó que hasta el momento no ha hecho un compromiso de este tipo en
su campaña, sin embargo, afirmó que la excepción es porque esa zona
tiene muchas carencias y demandas.

"A San Quintín llegan muchos jornaleros agrícolas, muchos migrantes,
gente pobre de Oaxaca, Puebla y otros estados, vamos a atender y
escuchar a todos, pero le vamos a dar preferencia a la gente humilde,
por el bien de todos primero los pobres", dijo.