Crimen y morosos hacen perder a CFE

Fuente: Excelsior




En 2017 la delincuencia organizada, diablitos y hasta la resistencia civil causaron la mitad de las pérdidas de luz no técnicas de la empresa

LETICIA ROBLES DE LA ROSA

La mitad de las pérdidas no técnicas de luz que el año pasado registró la Comisión Federal de Electricidad (CFE) derivó de actividades criminales, acciones de resistencia civil y el uso de diablitos.

“Al cierre de 2017, del total de las pérdidas de energía no técnicas, las provocadas por la delincuencia organizada, resistencia civil y asentamientos irregulares representan el 45%”, indicó la empresa en un informe enviado al Congreso de la Unión.

Destacó que entre 2016 y 2017 su cartera vencida creció 14.62% más de lo previsto debido, principalmente, a problemáticas sociales, incremento de adeudos en el Valle de México y adeudos vencidos de agua de algunas ciudades.

Precisó que en 2015 su cartera vencida fue de 43 mil 319 millones de pesos y en 2016 disminuyó a 38 mil 637 millones de pesos. Para 2017 se esperaba que bajara a 36 mil 705 millones de pesos, sin embargo, creció a 42 mil 71 millones de pesos.

El año pasado la CFE interpuso denuncias ante las autoridades ministeriales a fin de recuperar más de mil millones de pesos por energía perdida.

También modernizó dos millones de medidores y regularizó a 28 mil 982 usuarios.

 

Los robos y la falta de pagos funden a CFE

Golfo Norte, Valle de México Sur y Valle de México Norte son las tres regiones donde se concentra 51% de pérdidas.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó ayer al Congreso de la Unión que durante 2017, la mitad de las pérdidas no técnicas que registró se debieron a actividades de la delincuencia organizada, a la resistencia civil y al consumo de energía de manera ilegal en asentamientos irregulares.

Además, su cartera vencida creció 14.62% más de lo previsto, “principalmente por problemática social, incremento de adeudos en el Valle de México y adeudos vencidos de agua en entidades”.

“La cartera vencida llegó a 42 mil 71.3 millones de pesos debido, entre otros factores, al incremento de adeudos en el Valle de México por no pago de municipios del Estado de México y de sectores doméstico y comercial”.

De igual manera, detalló a senadores y diputados federales que durante el 2017 presentó denuncias ante las autoridades ministeriales, a fin de recuperar un estimado de más de mil millones de pesos por energía perdida.

“Mantener esta estrategia desincentivará el uso ilícito de energía eléctrica en el país”, destacó.

Al hacer referencia de las pérdidas que tienen por el robo o impago de la energía eléctrica, la CFE dice que “al cierre de 2017, del total de las pérdidas de energía no técnicas, las pérdidas por delincuencia organizada, resistencia civil y asentamientos Irregulares, representan el 45% y en tres Divisiones de Distribución se concentra el 51% de la energía que se pierde por esta causa, como Golfo Norte, Valle de México Sur y Valle de México Norte.

“En ocho divisiones, las pérdidas agravadas por estas tres problemáticas representan más del 40% de su total de pérdidas no técnicas, como Golfo Norte, Valle de México Sur, Valle de México Centro, Sureste, Bajío, Oriente y Golfo Centro”, detalla el Informe de la CFE.

El reporte entregado ayer al Congreso de la Unión contiene un recuadro de cifras donde se observa que el Valle de México Sur es la zona donde hay más pérdidas no técnicas; ahí se registran pérdidas por 21.23%, de las cuales 15.90% son no técnicas; en el Valle de México Norte se pierde el 19.45% de la energía eléctrica; el 14.82% son no técnicas, en el Valle de México Centro se pierde el 16.36%, el 10.31% es no técnica, con lo cual son las divisiones que tienen el mayor porcentaje de pérdidas no técnicas.

El documento también expone las cinco estrategias que aplicó para la reducción de las pérdidas, como modernizar dos millones de medidores el año pasado, para hacer un total de 22 millones de equipos de medición ya cambiados.

También realizó 3.2 millones de revisiones de medidores, lo que permitió detectar 507 mil 397 anomalías, que ya corrigió.

Además, atendió asentamientos irregulares donde se usa el servicio de manera ilícita y durante todo el 2017 logró regularizar e incorporar a 28 mil 982 nuevos usuarios y presentó denuncias penales para recuperar al menos mil millones de pesos por pérdida de energía.

En el Informe Anual entregado a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la CFE precisa que en 2015 la cartera vencida fue de 43 mil 319 millones de pesos; en 2016 se disminuyó a 38 mil 637 millones de pesos y se esperaba que en 2017 se redujera a 36 mil 705 millones de pesos, pero creció a 42 mil 71 millones de pesos, lo que implica un aumento de 14.62% más de lo previsto.

Fue menor en 10.8% respecto del 2015 y mayor a 2016 en 8.8 por ciento.

Explica que hay cinco causas de la cartera vencida.

“Debido a la problemática social, así como adeudos municipales de los estados de Chiapas y Tabasco; incremento de adeudos en las zonas del Valle de México por no pago de municipios del Estado de México y de sectores doméstico y comercial.

“Durante 2017 no se realizaron todos los cortes de suministro por falta de pago que eran procedentes, por revisión de procedimientos en el marco de la separación de las empresas responsables.

“Adeudos vencidos de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Acapulco y el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca y la problemática social de riesgo agrícola en los estados de Guanajuato, Zacatecas y San Luis de Potosí”, señala.