Compra y envía petróleo a Cuba

Fuente: Reforma




Procura Maduro su relación. Ofrecen crudo extranjero a crédito mientras sufren escasez alimentaria

REUTERS

HOUSTON.- El Gobierno de Nicolás Maduro se desvive por mantener el apoyo de uno de sus pocos aliados.

La petrolera estatal venezolana PDVSA ha compró de enero a mayo de este año cerca de 440 millones de dólares en crudo extranjero que envía directamente a Cuba, de acuerdo con documentos internos de la empresa a los que tuvo acceso Reuters.

Los registros muestran también que la compañía lo adquirió hasta 12 dólares por barril más caro de lo que facturaba cuando hacía ese tipo de traslados a la Isla; sin embargo, este cargamento no pasa nunca por Venezuela y se estableció la venta en condiciones flexibles de crédito.

Es posible que Cuba nunca pague en efectivo por los cargamentos, ya que Caracas siempre ha aceptado bienes y servicios por este producto bajo un pacto firmado en 2000 por los difuntos líderes Hugo Chávez y Fidel Castro.

Los envíos constituyen la primera evidencia documentada de que el país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) adquiere crudo en vez de venderlo de sus propias reservas para abastecer a sus aliados regionales y mantener su apoyo político.

"Maduro está entregando todo lo que puede porque el respaldo de estos países, especialmente de Cuba, es todo el que le queda", dijo un alto funcionario del Gobierno venezolano que no quiso ser identificado.

Este país petrolero realizó las entregas con descuentos, que no se habían informado anteriormente, pese a su gran necesidad de divisas para sostener su economía e importar alimentos y medicinas en medio de una escasez generalizada.

Las compras realizadas en el mercado abierto para subsidiar a Cuba revelan el profundo deterioro de su sector energético bajo la Administración de Maduro.

La adquisición se produjo luego de que la producción de crudo de Venezuela tocó un mínimo de 33 años en el primer trimestre, una baja de 28 por ciento en 12 meses. Las refinerías nacionales operaron en ese lapso a un tercio de su capacidad y los trabajadores han renunciado por miles en semanas recientes.

El producto comprado para Cuba era crudo de Rusia, según los documentos, una variedad muy adecuada para sus refinerías construidas con equipos de la era soviética.

PDVSA adquirió el material a firmas chinas, rusas y suizas, no con dinero en efectivo, sino bajo la promesa de que la estatal entregaría otros envíos de petróleo más tarde.

Eso se suma a las enormes deudas de Venezuela con empresas estatales de Rusia y China, luego de que el país sudamericano recibiera más de 60 mil millones de dólares en préstamos en medio de la caída de sus exportaciones.

 

El contraste

Venezuela envía crudo a la Isla desde enero pasado.

400 millones de dólares en crudo extranjero ha mandado.

60 mil millones ha pedido prestado a estatales extranjeras.