Tribunal electoral garantiza paz, orden y libertad en los comicios

Fuente: La Razón




Sostiene que la responsabilidad de los próximos sufragios es grande; la magistrada presidenta destaca que la violencia no tiene cabida en una democracia

Por Laura Arana

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora, aseguró que en el marco de violencia que impera en el proceso electoral, los órganos jurisdiccionales electorales tienen un gran potencial para garantizar la paz el próximo 1 de julio.

“En tanto la paz alude no sólo a la inexistencia de conflictos violentos, sino también a la presencia de justicia e igualdad, vinculadas a la garantía de los derechos humanos, los órganos jurisdiccionales electorales tenemos un gran potencial para hacer posible la paz”, subrayó.

Al inaugurar el Foro de Análisis Interamericano: Retos hacia una paridad de género libre de violencia, Otálora sostuvo que la responsabilidad de los próximos comicios es grande, pero deben asumirla con la dignidad que implica ejercer un cargo como el de la impartición de justicia, que posibilita la generación, protección y materialización de las ideas.

 

Destacó que la violencia, sea cual sea su forma, no tiene cabida en una democracia, debido a que merma la confianza de la ciudadanía y genera un ambiente de inseguridad, en el que existe el temor de ser objeto de un acto que altere el curso del proyecto de vida. Ocurra o no, explicó, ese temor es por sí mismo un generador de violencia que determina las decisiones que toman las personas y los costos sociales, económicos y políticos son muy altos.

“Las elecciones deben de ser una de las vías para contenerla y así consolidar la paz. Las instituciones electorales somos quienes debemos garantizarlo; de este tamaño es nuestra responsabilidad y estaremos a la altura para que éste y todos los procesos electorales tengan lugar en paz, orden y libertad”, puntualizó.

La magistrada de la Sala Superior, Mónica Aralí Soto, señaló por su parte que el TEPJF avanza de manera sustantiva y con perspectiva de género para consolidar el camino a la paridad libre de violencia.

“Va más allá, también el llegar a los cargos, impulsar la permanencia en los mismos y al emitir medidas cautelares y de protección del ejercicio de los derechos político-electorales de todas las mujeres en México”, indicó.

Soto explicó que entre las acciones que ha implementado el tribunal en materia de impulso a la paridad, destaca la emisión del Protocolo para la Atención de la Violencia Política contra las Mujeres en Razón de Género, la realización de talleres para la utilización del Protocolo como herramienta real que sirva a este sector para fortalecer el camino a la igualdad, además de que se realizarán talleres para defensoras y defensores de los derechos político-electorales de este grupo de población.

Entre los retos a alcanzar está impulsar y aprobar la Ley Contra la Violencia Política hacia las Mujeres, en tanto que en el ámbito de justicia electoral, a nivel federal y local, se debe consolidar la armonización de criterios entre los tribunales locales y el TEPJF, a fin de seguir emitiendo sentencias que favorezcan el camino a la igualdad sustantiva y libre de toda violencia.