CAMBIO DE FRECUENCIA / Fernando Mejía Barquera / AMLO y los medios del Estado

Fuente: Milenio




Un buen ejercicio para dar seguimiento a las acciones del gobierno que
encabezará Andrés Manuel López Obrador es revisar nuevamente el
Proyecto de Nación 2018-2024, publicado en noviembre del año pasado,
de donde se supone surgió la plataforma electoral del candidato que arrasó en los comicios del 1 de julio.

También es útil revisar las
intervenciones públicas de sus colaboradores cercanos, quienes durante
la campaña hicieron planteamientos con el aval del partido Movimiento
Regeneración Nacional (Morena) y del próximo presidente. Así se les
podrá recordar aquello a lo que se comprometieron. En materia de medios
públicos Andrés Manuel López Obrador ofreció cosas como las siguientes.

Difusión cultural

El 20 de noviembre de 2017, durante la ceremonia en que fue presentado
el proyecto de nación elaborado por Morena, la escritora Laura Esquivel
expuso la parte relativa a cultura.

Afirmó: “El Estado mexicano dejará de ser un realizador y coordinador de
actividades culturales para convertirse en un propiciador, de manera que
su papel sea el de impulsar el desarrollo cultural de las comunidades,
de los pueblos indígenas, de los barrios urbanos, de las zonas rurales,
de las entidades periféricas, y en general, de toda la población mexicana”.

Según Esquivel, en ese proyecto participarán las emisoras de radio y
televisión de uso público, es decir las operadas por instituciones del
Estado, las cuales “abrirán sus espacios para la expresión de los
artistas locales”; añadió que “se ampliará la cobertura de estos medios
(y) se establecerán convenios para que algunos de ellos se puedan ver y
escuchar más allá de las fronteras”.

11, 22 y SPR

De acuerdo con lo anterior tendríamos que esperar de los medios del
Estado el cumplimiento de una función de difusión cultural y artística,
no política ni de propaganda gubernamental. Pero más allá del
planteamiento general habrá que ver cómo se cumplirá ese objetivo. ¿El
gobierno abandonará el control que ejerce desde hace décadas sobre el
Canal 11 y dejará que el Instituto Politécnico Nacional decida
libremente —como debe ser— sobre esa frecuencia?

¿Los canales 11 y 22 seguirán dependiendo para incrementar su cobertura
territorial del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano
(SPR), dependiente de la Secretaría de Gobernación? Recordemos que al
SPR, organismo fundado por Felipe Calderón con el nombre de Organismo
Promotor de Medios Audiovisuales (OPMA) —que luego cambió a su actual
denominación— le fue asignada una gran cantidad de frecuencias de tv
algunas de las cuales “presta” al 11 y al 22 para que éstos aumenten su
cobertura.

Algunos preguntamos desde el surgimiento del OPMA, ahora SPR, porqué esa
“triangulación”, por qué no se asignan directamente esas frecuencias a
los canales 11 y 22.

Una hipótesis es que la administración de Calderón pretendió establecer
un crecimiento controlado por el gobierno en la cobertura de esas dos
televisoras, especialmente del Canal 11, mediante frecuencias
“prestadas”, en lugar de asignarles frecuencias propias. ¿El nuevo
gobierno se preguntará seriamente para qué sirve el SPR?

Qué directores

Habrá que ver a quiénes se designa directores de los llamados medios
públicos: Canal 11, Canal 22, SPR, Instituto Mexicano de la Radio (IMER)
y Radio Educación. Esperemos que los nombramientos no sean, como fueron
en algunos casos durante gobiernos pasados, por “méritos en campaña”
(electoral en este caso); es decir, colocando en esos puestos, como
premio, a personas que trabajaron en el área de comunicación durante la
campaña electoral del candidato ganador o a políticos desconocedores del
medio.

Por último: Andrés Manuel López Obrador ofreció que no exprimirá el
erario para pagar publicidad oficial y tomará de él “poquito porque es
bendito”. ¿Qué tanto es poquito? Según el Proyecto de Nación
2018-2024, el próximo gobierno gastará en ese rubro, durante 2019, mil
822 mdp, en contraste con el de Peña Nieto que, según Morena, gastó 9
mil 361 mdp solamente en 2016.