Encargan a Romo “restaurar confianza” de IP y mercados

Fuente: La Razón




El futuro jefe de la Oficina de Presidencia señala que se reunirá en privado con inversionistas; preparan acciones por si algunos empresarios buscan amparos

Por Antonio López Cruz

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, creó una comisión para “restaurar la confianza” con los empresarios que tienen inversiones en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), misma que encabezará el futuro jefe de la Oficina de Presidencia, Alfonso Romo.

“Me acaba de decir el licenciado que formemos una comisión de tres personas; el ingeniero Javier Jiménez Espriú, el doctor Carlos Urzúa y su servidor, para ver en detalle todas las implicaciones financieras de cambiar Texcoco por Santa Lucía, para que contratistas e inversionistas financieros estén tranquilos y entrar en detalle en negociaciones para que todo esté tranquilo”, dijo Romo.

Entrevistado afuera de la casa de transición, indicó que se trata de una comisión dedicada a “apaciguar los ánimos” y “calmar las aguas”, con los inconformes.

“Algunas cámaras empresariales han reaccionado, por ello ya desde mañana nos vamos a reunir con cada uno en privado; con los fondos por otro lado, con todos para tranquilizar. Vamos a ordenar el proceso para que todo mundo salga ganando”, agregó.

En la campaña Romo fue la cara de Obrador ante empresarios y en varias de sus declaraciones dio certeza a los mismos afirmando que el NAIM continuaría. Por ese motivo, medios de comunicación y columnistas lo calificaron como “el gran perdedor” del equipo de AMLO.

A pregunta expresa sobre el señalamiento de que con la cancelación del aeropuerto él fue “el gran perdedor”, Romo señaló que seguirá siendo el enlace con empresarios: “cambiamos de un proyecto a otro y así son los negocios; cuántas veces no cambiamos de un negocio a otro. Y sobre la votación, yo no tenía superpoderes o supervotos, yo soy un voto de entre un millón y se respetó lo que eligió la mayoría, no me siento ni perdedor ni nada”. Asimismo, indicó “lo que estamos viendo es que hay que pagar (…) no te puedo decir cómo en detalle, porque todavía no tengo los pelos de la burra en la mano. Lo que si sé es que no le vamos a fallar a nadie. Estaremos exclusivamente abocados en tranquilizar a todos los que tienen intereses”.

Además, negó la afirmación de The Financial Times, en el que se dijo que tras la depreciación del peso, se perdió lo que costaría el Nuevo Aeropuerto.

“Ahorita lo que tenemos que hacer es restaurar la confianza, por eso el comité que acabo de mencionar”, concluyó.

Este lunes, López Obrador también se reunió con el próximo consejero jurídico de la oficina de la Presidencia, Julio Scherer Ibarra, para planear una estrategia de defensa en caso de que la inconformidad de los empresarios llegue hasta los tribunales.

Scherer explicó que, aunque hay diálogo con quienes tienen inversiones en el NAIM, se están preparando para enfrentar posibles amparos o denuncias.

“Nosotros lo combatiremos en términos del planteamiento que ya hizo el Presidente electo. Vamos a ver cómo se presentan, hasta ahora no tenemos prácticamente nada”, señaló.