Antes de la reforma educativa prevalecía el clientelismo y la discrecionalidad: SEP

Fuente: La Jornada




Entregó informe respectivo a la SFP

Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Jueves 8 de noviembre de 2018, p. 40

La Secretaría de Educación Pública (SEP) entregó a la de la Función Pública (SFP), Arely Gómez, el Libro blanco de la reforma educativa y el informe de rendición de cuentas de la gestión 2012-2018 de la dependencia federal, en el que destaca las acciones efectuadas para aplicar la modificación, entre ellas entregar 16 mil 700 millones de pesos a casi 42 mil escuelas que contaron con recursos directos.

 

En el documento que será entregado la próxima semana al equipo de transición de la nueva administración federal y que también se hará público, se insiste en que antes de las modificaciones constitucionales el sistema educativo nacional era clientelar, corporativo y discrecional, y justifica las reformas al artículo tercero y 73 constitucionales, al señalar que se buscó recuperar el control de la educación.

Entre las medidas aplicadas, la SEP destaca la desaparición de una doble negociación salarial y la creación del fondo de aportaciones para la nómina educativa y gasto operativo (FONE), el censo de escuelas, maestros y alumnos de educación básica y especial, pese a que su aplicación no se alcanzó en la totalidad del territorio nacional, así como la creación del sistema de información y gestión educativa (SIGED), con información de 25.8 millones de alumnos y más de 2 millones de profesores de nivel básico.

Agrega que, entre otras metas, se suspendió el pago a maestros que no estaban frente a grupo y se creó un sistema de información ordenado. En cuanto a los indicadores educativos, apuntan que el analfabetismo descendió de 6.2 a 4.1 por ciento en el sexenio, mientras que el rezago educativo pasó de 37.4 a 31.9 por ciento.

En cuanto a la aplicación del nuevo modelo educativo, asegura que cuenta con un currículum de vanguardia, con un enfoque en el estudiante y con un perfil de egreso claro, a lo que se suman los llamados aprendizajes clave, nuevas estrategias de evaluación y la autonomía curricular, con la que cada escuela puede definir los clubes que desea impartir, lo que representa al menos 20 por ciento de inversión en el ciclo lectivo.

Por lo que respecta a las mejoras en las condiciones de aprendizaje de las escuelas, la SEP indica que 92 por ciento cuenta con un sistema automatizado de descarga administrativa, y que 82 por ciento de los planteles tienen un director, están integrados los consejos técnicos escolares y los de participación social que deben operar en cada uno, por lo que ayudaron a reducir 80 por ciento de los rezagos identificados en sus escuelas.

La dependencia también reportó el número de escuelas de tiempo completo que trabajaron en el sexenio, con un total de 25 mil 134, cifra que se mantuvo prácticamente sin crecimiento desde el ciclo escolar 2015-2016, cuando se reportaron 24 mil 507.

En el acto, Otto Granados Roldán, titular de la SEP, señaló que la reforma educativa privilegió el valor ético de brindar la mejor educación a los niños por encima de los arreglos políticos con los intereses creados de los grupos que por décadas colonizaron la dependencia y al sistema educativo nacional.