La confianza será ley

Fuente: Excelsior




Los contribuyentes podrán inscribirse de manera voluntaria a un padrón para manifestar que están al corriente en sus obligaciones fiscales

LETICIA ROBLES DE LA ROSA

CIUDAD DE MÉXICO.

El cobro de contribuciones fiscales se hará con base en la buena fe que los negocios demuestren al gobierno federal, a través del Padrón Único de Confianza, instrumento donde reportarán que están al día con sus impuestos.

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, presentó ayer la iniciativa para crear la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, que otorga a la Secretaría de Economía la facultad de verificar que los contribuyentes estén al corriente con sus pagos.

La Secretaría será la responsable del Padrón Único de Confianza y periódicamente realizará sorteos para revisar a 1% de los registrados. La inscripción al listado será voluntaria y de buena fe, para manifestar que se está al corriente en las obligaciones regulatorias y fiscales.

Esta iniciativa responde a la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que no existirán más los supervisores fiscales.

Economía, no SHCP, vigilaría a empresas; propone confiar en la ciudadanía

Los dueños se afiliarían a un padrón nacional, cuya base sería la buena fe.

Ya no será la Secretaría de Hacienda, a través del Servicio de Administración Tributaria, la que supervise que los negocios paguen sus contribuciones fiscales, sino la Secretaría de Economía, mediante un Padrón Único de Confianza, a partir de que los mismos dueños aseguren que están al día con sus obligaciones.

Este martes, Ricardo Monreal presentó la iniciativa de la Ley de Fomento a la Confianza Ciudadana, que responde a la propuesta del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de que no existirán más los supervisores fiscales.

La iniciativa del coordinador de los senadores de Morena precisa que el Padrón Único de Confianza será un sistema de la administración pública federal que tendrá como propósito la captura, almacenamiento, custodia, seguridad, consulta, administración y transmisión de información concerniente a los contribuyentes, que podrán ser beneficiarios de los programas que se instrumenten en este marco.

Añade que la información que se consigne en el Padrón deberá manejarse de conformidad con lo establecido por la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

Destaca que el Padrón se conformará con la información de los contribuyentes que voluntariamente se inscriban, lo que se entenderá como acto de buena fe por el cual los contribuyentes manifiestan que están al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones regulatorias y fiscales, de acuerdo con la actividad económica que desempeñen.

Al inscribirse en el Padrón, los contribuyentes deberán manifestar, bajo protesta de decir verdad, que se comprometen a continuar con el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la normatividad que los regula, así como con sus obligaciones fiscales, a efecto de ser objeto de los beneficios que otorgue la ley.

Dispone que el registro al Padrón dará los beneficios y facilidades administrativas que acuerde el Órgano, según los programas sectoriales establecidos por las diversas dependencias federales.

El Órgano, dependiente de la Secretaría de Economía, definirá la información que los contribuyentes deberán registrar en el Padrón, y los criterios para realizar el registro, los cuales deberán ser ampliamente difundidos, según las características de la actividad económica que desempeñen.

Agrega que la consulta al Padrón se podrá realizar de manera pública en el portal de internet que la Secretaría desarrolle. Ésta protegerá los datos personales, según la ley.