La Guardia Nacional sí va, como parte de Sedena

Fuente: La Crónica




Alfonso Durazo, cabeza civil del Plan Nacional de Seguridad, encabezó encuentros con víctimas; será el titular de la Secretaría de Seguridad Pública. Además, el Presidente podrá delegarle el mando superior.

POR ELOÍSA DOMÍNGUEZ

El eje de Seguridad Pública de Andrés Manuel López Obrador será la creación de una Guardia Nacional que estará adscrita a la Secretaría de la Defensa Nacional. Para dar cabida a la participación constante de militares en labores que hoy están constitucionalmente restringidas a corporaciones civiles, se anunciaron reformas constitucionales de gran calado. “Vamos a terminar con la simulación”, dijo el Presidente Electo durante la presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024.

“Policías militares, de la Naval y de la Policía Federal conformarán la Guardia Nacional y serán las encargadas de abatir la delincuencia y violencia en el país, a partir del próximo 1 de diciembre, informó, “llegar a esta decisión llevó su tiempo, y hubo que tomarla en busca de la unidad”.

Luego de los anuncios de ayer, se hizo evidente que se requiere modificar artículos constitucionales como el 76 y el 21. La Guardia, se señaló explícitamente, debe ser el auxiliar del Ministerio Público en la persecución del delito. López Obrador señaló en su momento que la seguridad pública no puede atenderse si no se combate la corrupción y la pobreza. Incluso enfatizó que la familia, su unidad, es parte sustancial de su planteamiento.

La presentación del Plan estuvo a cargo de Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, quien explicó que la Guardia actuará en forma semejante a corporaciones como la Gendarmería Nacional francesa o la Guardia Civil española, instituto de naturaleza militar.

Se tomará poco menos de la mitad de la actual Policía Federal para la Guardia, señaló Durazo, quien no dejó de mencionar que “se ha demostrado falta de integridad”. Incluso señaló que será depurada en su momento. El propio López Obrador avaló ese planteamiento y dijo que luego de 20 años no se ha consolidado. Con honrosas excepciones, señaló, hay falta de profesionalismo e integridad.

Para dar sustento a los cambios que se requieren en el país, en la presentación de este eje de acción estuvieron presentes Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, y Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.

Tocó a Delgado argumentar que la operación militar en las calles se debe a que hoy “son las Fuerzas Armadas lo más confiable que hay para la pacificación del país.

Juristas como Diego Valades y Bernardo Bátiz, estuvieron presentes. Bátiz dijo que el trabajo en las calles de las Fuerzas Armadas se requiere para un país como México.

MISIÓN AMPLIADA EN TRES ETAPAS. La Guardia Nacional será una fuerza adicional, señaló el general Luis Sandoval, próximo titular de Sedena, quien señaló que su creación no significa que el Ejército pierda su misión intrínseca, que es la defensa de la nación.

Tres etapas serán las que se sigan para integrar la Guardia. Primeramente las unidades de la Policía Militar y de la Policía Naval serán la parte sustancial de la Guardia. A ellos se sumarán policías federales.

En una segunda etapa, se asimilará a los militares que quieran pasar a formar parte de la Guardia. En la tercera etapa, bajo el orden militar, se comenzará un proceso de reclutamiento dirigido a los jóvenes que deseen pertenecer a la nueva fuerza.

La Guardia Nacional tendrá identidad, equipamiento y mandos propios. “Como comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el Presidente exigirá el respeto al pueblo”, señaló Sandoval durante el anuncio del Plan Nacional de Seguridad.

JÓVENES, COMO CENTRO DE ATENCIÓN. En su mensaje final, tras concluir la presentación del Plan Nacional de Paz y Seguridad, AMLO hizo énfasis en atender 80 por ciento de las causas de la violencia, en la que se ven inmiscuidos algunos jóvenes. Para este sector, anunció que habrá un presupuesto de 100 mil millones de pesos y 2 millones de beneficiarios. Con estos recursos se dará trabajo y becas. Se impulsará su educación y la prevención del delito.

Defendió la estructura y los valores de la familia mexicana, que se caracteriza por su solidaridad, a diferencia de otras sociedades.

Los jóvenes necesitan atención, no ser llamados ninis”. López Obrador dijo que por ello se convocará a la juventud en general para que se incorpore a la Guardia Nacional de México, hasta llegar a tener 50 mil efectivos.

El Presidente Electo agradeció a Alejandro Gertz Manero, a Marcelo Ebrard, próximo canciller, a Juan Ramón de la Fuente, al escritor Pedro Miguel, a Julio Scherer Ibarra, a Alejandro Encinas, próximo funcionario de la Segob, y a Lázaro Cárdenas Batel –exgobernador de Michoacán, su participación en la elaboración en su eje de seguridad.

ELECCIÓN E INCONVENIENTES. López Obrador, sin mencionar el tema de la militarización por su nombre, dijo que la decisión de formar la Guardia Nacional era resultado de tomar una decisión (“la política es, al final, optar entre inconvenientes”). La decisión está tomada, señaló, pero habrá de darse el sustento legal a través de reformas legislativas.